JOSÉ ÁVILA

José Ávila nace en Anaco, Estado Anzoátegui, es proveniente de una familia de descendencia llanera y sus primeras andanzas estuvieron enmarcadas en un ambiente impregnado de la llaneridad venezolana, su padre un “llanero de a caballo” y “enlazador de animales cerreros” fue quien le inculcó el amor por la música aquella tarde cuando durante un viaje le contó la leyenda de Florentino y el Diablo.

Inició su carrera musical a temprana edad, a comienzos de su adolescencia donde compuso su primer tema titulado “No me quieren aceptar”, una primera expresión de sus inquietudes artísticas marcando el inicio de un viaje indetenible por los caminos mágicos de la música venezolana.

La historia musical de este artista está representada en innumerables vivencias e historias que con el transcurrir del tiempo fueron y siguen siendo plasmadas en versos, poesías y canciones. Compositor de algunos de los temas que interpreta, frases y poemas, fue en el año 2004 cuando participo con su poema inédito “Cobardía” en un concurso abierto de poesía en España, quedando seleccionado dicho poema para una colección de antología resultante del importante concurso.

Su influencia y aporte a la música llanera alcanzo un importante nivel cuando en 2007 decide emprender uno de los proyectos más ambiciosos de nuestra música hasta el momento: llanereando.com, portal web dedicado a la proyección del talento nacional, nuestros valores y cultura. Fue allí donde compartió con grandes exponentes y actuantes de la música llanera en Venezuela y Colombia, generando un aporte invaluable para muchos talentos nacientes para aquel momento, hoy la gran mayoría artistas consagrados. En la actualidad este proyecto está en pleno proceso de transformación y se estima un nuevo lanzamiento de llanereando.com para 2017.

En 2009 por razones de orden personal tuvo que salir del país para emprender otras actividades profesionales, situación que lo llevo a recorrer tierras foráneas, teniendo la oportunidad de visitar y compartir con culturas de cuatro continentes, siempre llevando en alto la bandera de nuestro folklore e identidad musical.

En 2013 regresa al país con la finalidad de establecer nuevos proyectos y en ese mismo año decide lanzar su carrera como exponente profesional de la música llanera, actividad que hasta la fecha le ha permitido participar en varios eventos a nivel nacional y compartir con importantes artistas referentes de este género.

En 2016 comienza la preparación de su primera producción discográfica de la mano del reconocido Artista, Compositor y Coach de Canto Venezolano Ibsen Rodríguez en quien confía la dirección general del disco.

Justamente y aprovechando lo que representa para la llaneridad venezolana el 19 de Marzo (Dia de San Jose y Fiestas de Elorza), decide lanzar ese día su primer sencillo titulado: “De Correa, Bota y Sombrero” de la pluma de Ibsen Rodriguez.

La canción es un joropo, en aires de Cunavichero donde de una forma elegante y guardando la lírica de la composición llanera se expresa un acercamiento en sentido de enamoramiento, donde el artista le deja saber a una hermosa mujer sus pretensiones amorosas dejando muy claro que es un llanero de “Correa, Bota y Sombrero” quien le enamora.

Se espera que para finales del segundo trimestre de 2017 se haga el lanzamiento de la producción discográfica general, la cual cuenta con la participación de reconocidos músicos, composiciones de su propia autoría, así como también letras de notables compositores venezolanos donde el público podrá apreciar una propuesta nueva y un estilo diferente que ya va marcando una pauta en el mercado musical colombo-venezolano.

Cobardía

Deseo despertarme en tus brazos,
como las montañas en el oriente,
mas profundo entremeterme en ti,
como el horizonte en mis ojos cansados.

Ese ahogante silencio enamorado,
que purifica la naciente nostalgia,
me hace pensar que vivirte,
es más placentero que soñarte
y perderte es más sensato que dejarte.

Despertaré en tus brazos por siempre,
sin estar sumergido en tus sábanas,
sentirás mi presencia profunda
y la vivirás con incesante paciencia.

Palpito de la soledad envolvente.

Lejanía de un amor que se pierde.

Dejarás de estar presente mi ser,
para ser tuyo cuando me pienses,
confundirás de mí “esta cobardía”
con la amargura de no tenerte.

Close Menu